Nacionales

Kicillof pidió voltear la Ley Bases en el Senado: “No es bueno darle superpoderes a alguien tan alejado de la realidad”

kicillof-pidio-voltear-la-ley-bases-en-el-senado:-“no-es-bueno-darle-superpoderes-a-alguien-tan-alejado-de-la-realidad”

Tras la aprobación en general de la Ley de Bases en Diputados, Axel Kicillof pidió al Senado rechazar el proyecto y consideró que la norma tiene como objetivo “desintegrar el Estado” y planteó que “no se le puede dar superpoderes a un presidente tan alejado de la realidad”.


El gobernador publicó un duro texto en sus redes sociales. “El Senado tiene que rechazar la Ley Bases de Milei”, dice -sin vueltas- la primera frase de su posteo.


Para el bonaerense, la norma aprobada por la Cámara Baja “institucionaliza la deserción del Estado Nacional de sus obligaciones más elementales, que consagra privilegios, deteriora derechos, resigna soberanía y profundiza la desigualdad”.

“La ley de Milei sienta las bases para desintegrar el Estado y que en Argentina impere la ley de la selva”, agrega el texto de Kicillof, uno de los mandatarios más duros a las políticas del gobierno libertario.

El gobierno consiguió aprobar la ley ómnibus cómodo, gracias al apoyo de los gobernadores

Kicillof consideró que lo que busca la gestión de La Libertad Avanza es “legalizar los destrozos que ya están haciendo: caída récord de salarios y jubilaciones, recesión, despidos y desempleo, paralización de la obra pública, atropello a las provincias, tarifazos despiadados y entrega del patrimonio nacional”.

No son las bases para refundar la Argentina, son las bases para fundirla. Entrega a los jubilados, a la clase media, a los trabajadores, a los pequeños productores, a las pymes, para beneficiar al puñado más rico y poderoso.

“No es buena idea darle superpoderes a un presidente tan alejado de la realidad, que no es capaz ni de gobernar sus propios impulsos que descarga sobre cualquiera que manifieste una crítica. Dicen que ‘hay que darle herramientas al presidente’. Me pregunto ¿para qué usará esas herramientas un presidente que considera que el Estado es una organización criminal, que ataca a la Universidad pública y que llama héroes a quienes fugan dólares?”, dijo.

Y siguió: “no son las bases para refundar la Argentina, son las bases para fundirla. Entrega a los jubilados, a la clase media, a los trabajadores, a los pequeños productores, a las pymes, para beneficiar al puñado más rico y poderoso”.

El oficialismo logró aprobar el corazón de la ley ómnibus: privatizaciones y facultades

“Para nosotros, las bases de una sociedad mejor, las bases de un futuro en común son otras: la solidaridad, la soberanía, la producción, la industria, la cultura, la ciencia, el desarrollo y los derechos”, finalizó.

Así, Kicillof se desmarca del resto de los gobernadores. Es que como publicó LPO los jefes provinciales fueron clave para que Javier Milei pueda aprobar la ley en Diputados.

La ley tuvo el apoyo de 142 diputados y fue rechazada únicamente por 106 diputados de Unión por la Patria, el Frente de Izquierda y los socialistas.

El resto de los votos positivos fueron aportados por los gobernadores. Los ocho que integran el bloque Innovación Federal y responden a Gustavo Sáenz (Salta), Hugo Passalacqua (Misiones) y Alberto Weretilneck (Río Negro); los tres de la bancada Independencia integrada por los tucumanos de Osvaldo Jaldo; los dos santacruceños que responden a Claudio Vidal; y el neuquino Osvaldo Llancafilo que responde a Rolo Figueroa. No hubo tampoco rebelión de los cordobeses de Martín Llaryora.

Acciones: