Nacionales

Lule Menem negocia con Herrera Ahuad el nombramiento de su ex pareja en el PAMI de Misiones

lule-menem-negocia-con-herrera-ahuad-el-nombramiento-de-su-ex-pareja-en-el-pami-de-misiones

 Eduardo “Lule” Menem es el hombre de confianza de Karina Milei y quien ejecuta las decisiones que se toman en la Secretaría General de Presidencia. De esta manera, monitoreó con poder de veto sobre los pocos nombramientos que se hicieron en las dependencias nacionales en el interior.


Menem manejó con tanto celo los nombramientos en Pami y otras oficinas estatales, que entró en cortocircuitos en más de una oportunidad con aliados libertarios. El sobrino del ex ministro del Interior Carlos Corach tuvo que renunciar como subdirector ejecutivo de Anses por la pelea con Lule

Además, el hombre fuerte de Karina Milei es señalado como el topo que le hizo implosionar el Ministerio de Capital Humano a Sandra Pettovello, una crisis que aún no encuentra desenlace y que impactó en la línea de flotación en el gobierno libertario. 

Como sea, en la provincia de Misiones, Menem tiene un interés especial. Su ex novia, Julia Fabiana Rodríguez, es la secretaria privada del ex gobernador Oscar Herrera Ahuad, en la Legislatura provincial.


Ahora, Menem quiere que Rodríguez se haga cargo del PAMI misionero. La obra social de los jubilados es una de las áreas en la que Lule puso especial atención y por ello pretende que su ex pase a la dependencia.

 [Lule Menem se mete en la negociación con los gobernadores y cierra un acuerdo con Rovira]

Por ello, Lule ahora trata de negociar el traspaso con Herrera Ahuad. Sucede que el misionero contrató a Juliana Fabiana Rodríguez por pedido de Menem cuando se enteró que su ex estaba de novia con Flavio Bogado, un DJ conocido en la noche posadeña.

Además, Flavio es pariente de Allan Bogado, un espía que saltó a la esfera pública sospechado de haber sido uno de los engranajes de los servicios de inteligencia en la causa por encubrimiento en el Pacto con Irán.

La provincia de Misiones viene de doce días de acuartelamiento policial y conflicto docente que puso al gobierno de Passalacqua en extrema tensión al punto tal que la preocupación escaló a todos los mandatarios provinciales que temían un efecto contagio.

El gobierno nacional se hizo el desentendido cuando fue el mismo Lule Menem que un mes antes se había acercado a Carlos Rovira, el jefe político del Frente Renovador de Misiones, con la intención de tejer acuerdos con los gobernadores cuando aún existía el entusiasmo por el Pacto de Mayo que nunca fue.

Acciones: