Nacionales

Pichetto no vota las privatizaciones y le baja al gobierno la idea de insistir con la versión original de la ley bases

pichetto-no-vota-las-privatizaciones-y-le-baja-al-gobierno-la-idea-de-insistir-con-la-version-original-de-la-ley-bases

Miguel Pichetto destruyó la idea del Gobierno de insistir con la versión original de la ley bases que votó Diputados y finalmente se aceptarán los cambios que introdujo el Senado.


La definición fue tomada por los funcionarios del gobierno encargados de negociar con los bloques aliados, después de una clase magistral de Pichetto sobre reglamento parlamentario. Después de las 19, los libertarios recibieron por chat las novedades: “Hola a todos, inicialmente vamos a acompañar lo que vino del senado en ley bases”. Era la confirmación de que las bancadas del centro habían liquidado el sueño de Javier Milei de insistir con la versión de la ley Bases aprobada en Diputados el pasado 30 de abril.

Si bien el oficialismo va a insistir con bienes personales y ganancias, ruvo que resignar la derogación de la moratoria previsional. Sobre las privatizaciones de Aerolíneas, Correo y RTA, hay despachos libertarios que presumen que no se darán por vencidos pero reconocen que este lunes por la noche no reunían votos suficientes.

La explicación jurídica que dio Pichetto, como adelantó LPO sobre las deliberaciones y consultas de la UCR con especialistas, es que Diputados no puede insistir con lo que el Senado no trató y esos puntos fueron extirpados de la ley antes de la discusión en recinto. El encargado de hacerlo fue Bartolomé Abdala y la explicación fue que no tenían los votos para aprobarlos.


El desconcierto libertario era tal que se habría visto a Gabriel Bornoroni preso de la confusión. “Todavía no entiende lo que no se puede votar”, lamentó un colega suyo ante LPO.

Pero la incertidumbre se extendía a otros bloques también. Incluso Unión por la Patria, sin información sobre la estrategia del gobierno, juntó a los legisladores que integran el plenario de comisiones y pautó posturas para tres escenarios posibles: la aceptación de lo que venga del Senado, la insistencia de lo que sacó Diputados, la mixtura de ambas posibilidades. “Pueden llegar a hacer un Frankestein legislativo”, dijo a LPO una diputada peronista.

Terminadas las reuniones un grupo de lilitos, radicales y pichettistas departía en la vereda del anexo del Congreso, sobre avenida Rivadavia. “¿Sale el dictamen mañana?”, preguntó LPO. “¿Cuál de los dos?”, contestó uno de los diputados entre carcajadas.

Acciones: