Nacionales

Triaca se queda con el lugar que pretendían los libertarios en la Auditoría

triaca-se-queda-con-el-lugar-que-pretendian-los-libertarios-en-la-auditoria

Jorge Triaca se perfilaba este martes como el próximo auditor general de la Nación en representación del macrismo con acuerdo de los libertarios, al confirmarse que el gobierno declinaba la postulación del apoderado de La Libertad Avanza, Santiago Viola. Como informó LPO, la pulseada por esa plaza era una jugada a varias bandas y todavía no está cerrada porque deben renovarse tres lugares y pelean por ellos no solo los oficialistas y el PRO sino también los radicales y los peronistas.


En ese contexto, fuentes parlamentarias confirmaron a LPO que Martín Menem había arribado a un pacto con Cristian Ritondo para designar al ex ministro de Trabajo de Mauricio Macri en la AGN en la próxima sesión de la Cámara Baja, prevista para principios de agosto. “Menem no hace nada sin la venia de Karina (Milei)”, aclararon en los pasillos del Congreso para atribuirle mayor densidad política al entendimiento.

De hecho, el compromiso para votar a Triaca como auditor ocurre mientras el propio Mauricio Macri instruye a su tropa para preservar la identidad del PRO y congela las ideas de fusión o integración que el presidente Javier Milei empieza a repetir, en medio de la zozobra económica. La fragilidad de los libertarios se volvió tan ostensible que el asesor estrella Santiago Caputo le intervino la presidencia de la Cámara al riojano, a través de quien fuera justamente vocero de Triaca durante el mandato de Cambiemos, Santiago Fernández Cosimano.


Si bien un diputado macrista celebró que se produzca este tipo de incorporaciones de cuadros que respondan al ex Presidente, en el bloque liderado por Ritondo se encargaron de resaltar que la trama no incluyó negociaciones entre Macri y Milei.

Por otra parte, el radicalismo parecía estar lejos de haber saldado su disputa por el lugar que reclaman en ese organismo de control. Tal como anticipó LPO, el ex diputado Mario Negri contaba con avales suficientes al interior de la bancada que conduce su sucesor, Rodrigo De Loredo, pero el ex legislador y actual secretario parlamentario, Alejandro Cacace, no se daba por vencido.

Los radicales que respaldan a Negri aducen que el cordobés cuenta con 22 firmas sobre 34 pero cerca del actual jefe de bloque se rehúsan a creer que las tenga. “Que las muestre, eso no existe”, desafían.

En ese contexto, se echó a rodar el rumor de que el gobierno podría sumar a Cacace a la Jefatura de Gabinete, bajo la órbita de Guillermo Francos. “¿Qué preferirá Cacace?”, preguntaba un asesor al tanto de la situación, y argumentaba que “el Poder Ejecutivo es un volcán pero la auditoría tiene un mandato que trasciende al gobierno”.

Otra de las cartas que juegan quienes postulan a Negri es el apoyo del bloque de Miguel Pichetto al radical cordobés, algo que suponen no tendría Cacace.

Finalmente, Unión por la Patria (UP) pugnaba por dos lugares sobre tres disponibles, según el cálculo de su representación por sistema D’Hont. La ecuación ya provocó un encontronazo político con Menem, quien arrebató un lugares al peronismo en la composición de las comisiones y la designación de auditores no sería la excepción.

Por eso, una fuente del kirchnerismo le dijo a LPO que, más allá del debate sobre cuántos auditores le corresponderían a UP, “(Juan Ignacio) Forlón es el hombre del peronismo”. Forlón fue auditor hasta abril pasado, cuando vencieron los mandatos, y podría repetir su cuenta con el apoyo mayoritario de los diputados. 

Acciones: